Heriberto Soto Cárcamo

Profesor Normal Rural de Ancud, folclorista, recopilador y gestor de varios conjuntos folclóricos

Heriberto Soto Cárcamo, más coocido como el Pollo Soto, nació en Ancud el 12 de Julio de 1933. Hijo de don Bernardino Soto Pérez y doña María Eduvigis Cárcamo Maldonado.

En el año 1966 contrae matrimonio con doña Delfina Cárcamo Barría, con la cual tuvieron dos hijos, Rolando y Marcela.

Egresó de la Escuela Normal Rural de Ancud, como profesor rural, el año 1953.

Modesto, sencillo, amable y muy respetuosos, pasó por la Escuela de Puchaurán, luego de dos años se fue a Lliuco, integrándose al Plan Fundamental, más tarde a la Escuela de Huite, comuna de Quemchi, para llegar luego a a la Escuela Kilómetro 25, cuando aún no existían caminos. Allí trabajó con colegas profesores que recordaba con especial cariño: don Homero Bustos y don Augusto Cárcamo.

Allí le pusieron el hombro a la triste realidad de la vieja escuela que los cobijaba. Con hachas, serruchos, martillos, carretas y bueyes, más la colaboración de los vecinos organizaron mingas y medanes y cuanto beneficio se les ocurría hasta levantar una escuela, sino hermosa, al menos decente y con las mínimas comodidades para el buen desempeño de la labor del maestro rural. Fue una época dura, allí dejó muchas energías, pues aparte de la entrega solidaria, tenía que viajar a Ancud todos los fines de semana a cumplir compromisos con la Selección de Fútbol, el Conjunto Folclórico, el Grupo Coral y familiares.

Después de 22 años de servicio en estas localidades, fue trasladado como profesor de música a diferentes escuelas de Ancud. Así anduvo 10 años con la guitarra al hombro, cumpliendo con el bendito deber de enseñar, para más tarde ingresar a la planta de la Escuela Pudeto donde jubiló en 1986 con 32 años de servicio.

En todos sus años de trabajo en escuelas rurales se dedicó a compartir sus experiencias con la gente del lugar, participando activamente en los torneos y pichangas. Fue deportista destacado, no en vano integró por 14 años la Selección de Fútbol de Ancud.

Fue el gestor de varios conjuntos folclóricos, como Teuquelén del Hospital de Ancud, Saesa, Bórquez Solar, Hueihuén, Chilolac, Pudeto, Chaitén, asesoramiento al Magisterio de Quellón y por cuatro temporadas dictando cursos en la Universidad de Concepción.

El Pollo era una persona que inspiraba confianza, amistad y seguridad en cada uno de los ensayos y presentaciones en general, además de su gran amor por nuestras raíces y logró ser un gran conocedor de nuestra cultura.

Galería de Imágenes proporcionada por la familia de Heriberto Soto Cárcamo

Recorrió Chile de Arica a Punta Arenas, difundiendo las costumbres y tradiciones de su querida tierra chilota.

Su trabajo de rescate y recopilación ha sido entregado con dedicación y cariño. Es así como cada grupo o conjunto tiene parte de él en su quehacer.

Un día 6 de septiembre de 1997 , el Pollo Soto se marchó llevándose consigo esa vena de artista, de gran voluntad, de profunda sabiduría que le entregó su gente, con la que estuvo en permanente contacto. Por suerte, gran parte de sus bondades las vemos reflejadas en su familia y en todos quienes compartieron con él y que tratarán de seguir su ejemplo.

Su partida fue una gran pérdida para los folcloristas de Chiloé en general y de Ancud en especial. Dios lo llamó a su lado, pero queda un legado que sabremos resguardar con mucho cariño ya que es la enseñanza que nos dejó un gran maestro y estará siempre presente en el seno de cada agrupación folclórica.

La información e imágenes presentadas fueron facilitadas por don José Muñoz Contreras, sin que su autor sea conocido. Sin embargo, parte de la información aparece en una entrevista realizada a don Heriberto Soto Cárcamo por Norma Uribe Triviño, Eduardo Cerna Rosales, David Vera A. y Soledad Bórquez B. del Conjunto Magisterio de Castro. Ese documento se presenta a continuación de forma íntegra.