Sector Oriente de la comuna de Puerto Montt (población Lintz y Egaña, sectores de Pelluco y Chamiza)

Este sector puede dividirse en dos secciones, una urbana (Lintz y Egaña) que son de poblamiento relativamente nuevo como ya se señaló y otra rural como Pelluco y Chamiza, esta última corresponde a una colonización germana-chilota bastante antigua y es el desagüe del lago Chapo

a)  En las poblaciones de Lintz y Egaña no hay registros orales o escritos de grandes desastres naturales a pesar de estar la primera especialmente en el borde de un cerro importante que comunica hacia la tercera terraza (actual calle Ejército). La calle que la circunda se llama Los Leones y, según Jorge Brahm, es potencialmente muy peligrosa: “…la calle Los Leones que está pegada al cerro que está en población Lintz el día que haya un terremoto va a matar a mil personas, ha habido deslizamientos pero menores en los ’40 y ’50…” Tótila Lintz dice al respecto: “en población Lintz no ha habido deslizamiento pues hay ripio en las laderas no como en Modelo que es barro…”. Juan Leonhardt afirma que la diferencia entre esos dos barrios fue la desforestación: “…arriba de Modelo siempre ha habido industrias por lo que ha habido mucha deforestación lo que no ha pasado tanto en Los Leones…”

b)  En la sección costera hacia el sureste del seno de Reloncaví uno de los informes geológicos posteriores al terremoto de 1960 indicaba: “En un corte del camino a lo largo de la costa, inmediatamente al sureste de Puerto Montt y en las cercanías del arroyo Pelluco hay expuestos más de 5 metros de depósitos glaciares. Subyacen aproximadamente 2 metros de gravas gruesas compactas que forman un contacto irregular a gradacional con los depósitos lacustres. Los depósitos lacustres están cubiertos en parte discordantemente por material morénico. Se observó madera fósil en los depósitos lacustres a alrededor de un metro sobre el nivel del camino” (Dobrovolny y otros, 1960). Para el terremoto de 1960 se produjo el derrumbe del puente sobre el río Chamiza lo que aisló por completo todo el sector de la actual Carretera Austral que presentaba también un antiguo poblamiento. ““VIALIDAD CONSTRUIRÁ PUENTE DE MADERA SOBRE RIO CHAMIZA. Sobre el antiguo de concreto. El destruido puente de concreto sobre el rio Chamiza que conecta hacia la Base Aérea y con Piedra Azul y otras localidades colindantes será habilitado construyéndose sobre él uno de madera…” (5 de junio de 1960). De acuerdo a Sixto Gallardo, no solo cayó ese puente sino que desde Piedra Azul se debilitaron los terminales de los demás puentes.

Otro elemento que produjo preocupación y daño es que se elevó considerablemente el nivel del cercano Lago Chapo como lo manifestó el diario El Llanquihue: “MAS DE TRES METROS DE SU NIVEL DE INVIERNO SUBIÓ EL LAGO CHAPO CON MOTIVO DEL SISMO DEL 22 DE MAYO. El Alcalde de Mar de Lago Chapo señor Hardy Berndt ha dado cuenta a la Gobernación Marítima de Puerto Montt que el citado lago subió de su nivel en unos 3 metros y cincuenta cms. … agregó que el movimiento sísmico en el Lago…destruyó 5 casas ribereñas ubicadas en Puerto Desagüe, se produjo el hundimiento de terreno…” (6 de junio de 1960).

En esta sección también se encuentra parte del Volcán Calbuco, ubicado a 65 kilómetros de Puerto Montt con una cima de 2015 m.s.n.m. y el que entró en erupción en febrero de 1961. Aunque las cenizas fueron arrastradas hacia Argentina y su actividad cesó a los pocos días, hubo una corriente de lava que destruyó tres casas de colonos en el sector del Lago Chapo. Jorge Brahm fue un testigo de esa erupción: “…en 1961 estaba durmiendo en la gobernación y me avisaron de que estaba en erupción el volcán Calbuco, era lava la que salía e iluminaba todo, a las 8:30 estaba en el helicóptero de carabineros, se movió mucho por la ceniza, ahí no murió gente pero por el Lago Chapo avanzó la lava pero como hay tantas quebradas no pasó a mayores, quemó dos o tres casas, la ceniza no cubrió PMO pero la erupción no duró mucho…” El volcán Calbuco es muy activo ya que hay registros de su actividad durante 11 veces en el último siglo, siendo la última en 1996.

La mayor de las tragedias en esta sección ocurrió el lunes 22 de octubre de 1979 en las playas de Coihuín, sector característico por una muy baja marea ubicado entre Pelluco y Chamiza y que en esos años vivía un verdadero boom producto de la extracción de la alga Pelillo. Fueron cientos las familias que se instalaron con carpas de nylon y madera para poder obtener algo de ingresos en años en que el país experimentaba una crisis económica. Un deslizamiento de tierra provocó la muerte de 8 personas. Tótila Lintz afirma: “…el deslizamiento de Coihuín fue provocado por ellos mismos, no deberían haber vivido allí, por el pelillo se instalaron muchas familias allá, hicieron ranchas y con un poco de tierra se tapó…” Sin embargo, Jorge Brahm señala que también influyó la construcción que se estaba haciendo del camino que bordeaba el cerro: “…en Coihuín estaban haciendo un camino, avanzaron muy arriba torpemente y ahí se produjo el derrumbe…” lo que es refrendado por Juan Leonhardt que agrega otro aspecto: “…en Coihuín sucedió el desastre porque estaban trabajando en un camino, ese deslizamiento tapó todo y se hizo porque querían invertir en terrenos unos empresarios de la construcción y especular con sus valores”.

María Tureo (nacida en 1956) y actual presidenta de la Junta de Vecinos de Coihuín señala que para el terremoto de 1960 no hubo salida de mar pero se cayeron algunas de las pocas casas que había en el sector. Ida Ñanco (nacida en 1951) afirma que en la subida de ripio de Coihuín en dirección a Puerto Montt se partió la tierra. Todas las personas entrevistadas del sector indican que después del terremoto la marea ahora se desplaza más abajo quizás por un levantamiento leve del terreno. Respecto a la tragedia de 1979, en el sector de Las Toninas ellas señalan que llovió toda el mes y las personas que fallecieron ‘no eran vivientes de allá, sino que venían de afuera’. La Sra. María Tureo dice: “nadie intervino el cerro, construyeron al otro lado del camino, todo era puro nylon…después no ha habido otros grandes deslizamientos que nosotros sepamos”